UN LARGOMETRAJE INACABADO

 

     En el verano de 1990 se rodaron las primeras secuencias, concretamente en Casas de Uceda (Guadalajara) y contando con la buena voluntad de los mandos de la BRIPAC (Brigada Paracaidista) que me permitieron aprovechar un encuentro organizado por veteranos  para obtener algunas tomas que luego vendrían muy bien para recrear el despliegue dirigido por el Coronel Peñafiel (interpretado por Francisco Díaz), en pleno corazón de la Sierra de las Santas Ánimas.

      Tiempo después le siguió el guión definitivo, y más tarde un casting al que se presentaron un buen número de actores y estudiantes de arte dramático de Málaga (año 1996). Nunca tendré suficientes palabras de agradecimiento para todos ellos. Fundamental en esta fase fue la ayuda de mi amigo Pedro Fernán, quien en todo momento estuvo promoviendo el proyecto. El año 1996 fue el período clave, casi un 60% del guión fue rodado; el resto durante los años 97 y 98. También en aquellos días comenzó lo que fue la opera prima de esa fuente inagotable de ilusión, optimismo y creatividad que es mi amigo Rafa, o como yo prefiero considerarlo: mi John Williams particular. A partir de ese momento comenzó una larga y tediosa postproducción (un Pc del 96 poco tiene que ver con un Macpro del 2007).

 

En el año 2000 se pospuso el proyecto por diferentes motivos.

 

 

  

 ENTREVISTA EN EL CANAL COSTA DEL SOL. AÑO 1996