LOS PROTAGONISTAS

 

 

      El Malagueño que quiso ayudar a Patton es la historia de un hombre que huye de la guerra, de una guerra quizá ya demasiado larga y que no deja de recrudecerse, y de alguien que, como le ocurrió a los protagonistas del “Bienvenido Mr. Marshall” de Berlanga, vio la esperanza en la llegada de los prohombres del nuevo mundo.

 

       El papel de Pedro Jara, el malagueño que quiere ayudar a Patton, es interpretado por Joaquín Núñez, quien también colaboró con nosotros en “El Señor de Ébano” dando vida a un despiadado agente del servicio secreto. Pedro es un oscuro reflejo de aquel joven idealista que un día abrazó al comunismo sin reservas. Ahora, guerrillero de los maquis y con su voluntad combativa rota por las brutalidades de la guerra, buscará desesperadamente una salida a esa espiral de muerte que la barbarie nazi ha desencadenado en la hasta entonces apacible Oradour-sur-Glane.

 

   Ramón Vila Capdevila, personaje inspirado en el anarquista catalán del mismo nombre, es el mejor amigo de Pedro. Hombre duro y práctico no duda en unirse a los camaradas del “tito Stalin” por su mayor competencia frente al enemigo “fascista”. José Alberto Díaz se encarga de dar vida al “cara quemá”, apodo por el que muchos conocían al anarquista.

 

 

 

                             José Alberto Díaz (izquierda) da vida a Ramón  Capdevila (derecha)

 

       Pedro Fernán, quien en “El Señor de Ébano” da vida a Elías Dante, encarna en esta cinta a las mil maravillas a Raimundo el de Almería, un desenfadado exiliado andaluz en tierras normandas que, a su manera, se ríe de la cara más cruel de la guerra.

 

       Maricarmen Ferrer retoma su personaje de damisela gala volviendo a encarnar a Monique (Blitzkrieg ), la novia de Pedro.

      Francisco Díaz interpreta al cónsul de España en Tolouse. Miembro de esa nueva hornada anglófila de diplomáticos españoles que buscan un acercamiento con los aliados, pero con el recuerdo aún vivo de una España rota por los “paseíllos” y las monjas violadas, este cántabro no deja de ver en el comunismo bolchevique la mayor amenaza del mundo civilizado. Por azares de la vida será el encargado de dar con el paradero de Pedro en Francia.

 

    Francisco Díaz es un cónsul de la diplomacia franquista

  Ignacio Clavero da vida al SS-Sturbannführer Adolf Diekmann, personaje inspirado en el comandante de las SS que presuntamente ejecutó la masacre de Oradour-sur-Glane. Superviviente de un brutal atentado de los maquis, Diekmann no duda en llevar a cabo las monstruosas órdenes que acabarán con la vida de 600 civiles.


 

 

 

 

                                         Adolf Diekmann (izquierda) quien parece ser el ejecutor directo de la matanza. Derecha Ignacio Clavero

 

 

      Juanjo Carretero, el sonriente Emilio Ventura de “El Señor de Ébano” o el casi imbatible piloto de la RAF de “Blitzkrieg”, es esta vez un escéptico capitán del Ejército Norteamericano atrincherado en la villa de Mortain.

 

   Carlos Fuster, tras su interpretación como eficiente testaferro de un empresario sin escrúpulos en “El Señor de Ébano”, vuelve a trabajar con nosotros encarnando a un SS-Standartenführer dispuesto a dar un severo escarmiento a todo aquel que apoye a los máquis.