RODAR LA INVASIÓN DE FRANCIA SIN PRESUPUESTO Y CON UNA CÁMARA MINI DV.


        ¿Desfachatez?. ¿Cómo hacer un corto así sin un duro?.  Obviando las evidentes dificultades partamos de la mayor desventaja para que se convierta en nuestra  aliada: la falta de presupuesto. Al no sufrir las exigencias  propias de una producción dirigida al mercado la libertad es completa. Evidentemente el acceso a todo los elementos que constituyen una producción, técnico y artístico, sólo puede basarse en el deseo de colaboración de los distintos intervinientes, deseo que, para nuestra satisfacción, ha sido la tónica dominante.


     Ahora bien: estamos hablando de la Segunda Guerra Mundial y eso supone exhibir cientos de soldados, tanques, aviones...¿de dónde obtenerlos?. La respuesta no puede ser otra que la de los efectos especiales. Ahora bien, los efectos visuales requieren medios, pericia y experiencia, y el ojo humano es implacable: si no da el pego...


          Lejos de amedrentarnos aceptamos el desafío y lo hicimos lo mejor que pudimos, a día de hoy muy mejorable por supuesto, no obstante, y a pesar de sus limitaciones,  creo que el corto alcanza cierto grado de cohesión y desprende ese toque rancio de algo que muy bien puede recordarnos al cine clásico bélico,... o al menos así lo creo.

 

  

 

 

 En el fotograma de arriba  podemos ver en acción un panzer IV . En realidad se trata de un modelo de colección a escala de la marca "Forces of Valor" (escala 1/32).

 

 

 

 En este otro un bombardero en picado Ju-87 (Stuka) maniobra par enfilar un objetivo en tierra. Realmente es  otra miniatura  sujeta  por  un hilo de pescar.